La frase de la semana

Pensamiento del día:


"Los políticos y los pañales hay que cambiarlos a menudo y es por la misma razón". George Bernard Shaw

Estamos de vuelta

Damas y caballeros colegas

Con motivo de cumplirse el 46 aniversario del Golpe de Estado en Chile, el blog de la Asesoría Generaleña comparte este interesante artículo de France24 para que no se repita nunca más.

Atte.


El Editor

San Isidro de El General, 11 de Septiembre de 2019.


martes, 17 de septiembre de 2019

17 DE SEPTIEMBRE DE 1939: GUERRA MARÍTIMA. ESCENARIO: ATLÁNTICO NORTE. 




El portaaviones inglés llamado "El Corajudo" es hundido por el U-29 durante una patrulla antisubmarina frente a la costa suroccidental de Irlanda. El Ark Royal se las aregló para escapar a un ataque similar solo tres días antes. Las autoridades navales inglesas actúan rápidamente y retiran los portaaviones de tales actividades con el fin de conservar estos valiosos recursos para funciones marinas.      

lunes, 16 de septiembre de 2019

16 DE SEPTIEMBRE DE 1939: ESCENARIO: POLONIA



Los defensores de Varsovia son rodeados pero se niegan rendirse hasta el día 27. Elementos del 14° Ejército alemán al oeste de Lviv, siguen empeñados en la batalla mientras que otras unidades avanzan para unirse a las del General Heinz Guderian que se encuentran en acción a lo largo del río Bug.    


miércoles, 11 de septiembre de 2019


11 de Septiembre de 2019: Chile recuerda a sus víctimas 46 años después del Golpe de Estado. 
Casi medio siglo después del inicio de la dictadura chilena, las heridas que dejó el golpe de Estado del general Augusto Pinochet aún no se han cerrado en el país sudamericano.

En Chile muchos aún visten de luto. La memoria de los crímenes de la dictadura del general Augusto Pinochet sigue viva entre los chilenos 46 años después del golpe de estado que encumbró al militar, el 11 de septiembre de 1973. Así lo demostraron un grupo de mujeres que recorrieron el centro de Santiago de Chile, la capital: vestidas de negro de pies a cabeza, pararon en los antiguos centros de tortura de Pinochet para recordar las violaciones de derechos humanos que ahí se cometieron.

Muchos de estos antiguos centros ahora son locales comerciales, librerías o espacios para aparcar los coches. Pero durante la dictadura, que duró de 1973 a 1990, eran los lugares donde las fuerzas de seguridad chilenas torturaron, violaron y asesinaron a los disidentes políticos del régimen. "Hemos decidido hacer una procesión por seis lugares que fueron centros de tortura, secuestro y violencia política sexual en la dictadura (…) Queremos dar cuenta de que se está invisibilizando la memoria, la impunidad", dijo Beatriz Bataszew, quien fue una de las detenidas bajo la dictadura de Pinochet.

Las conmemoraciones del aniversario del golpe de Estado que terminó con el gobierno socialista de Salvador Allende duran desde hace días. El pasado sábado 7 de septiembre, miles de personas acudieron a la manifestación anual que termina en el Cementerio General de la capital para homenajear a las víctimas de la dictadura. Muchos de los manifestantes llevaban fotografías de los desaparecidos y detenidos. Se calcula que durante el régimen militar murieron unas 3.200 personas a manos de agentes del estado, de los cuales 1.192 aún están desaparecidos. La cifra de detenidos por motivaciones políticas llega a los 40.000.
Golpe de Estado contra la Unidad Popular
El 11 de septiembre de 1973 pasó a la historia como una de las peores jornadas para la democracia. El Ejército chileno, encabezado por Pinochet, perpetró un golpe de Estado que puso fin al gobierno y la vida de Salvador Allende, el primer presidente marxista elegido democráticamente en unas elecciones. Allende lideraba el gobierno de Unidad Popular, una coalición entre partidos de diferentes tendencias de izquierdas, entre los cuales estaba el Partido Comunista. Ganó las elecciones presidenciales en 1973 y gobernó durante tres turbulentos años, marcados por una fuerte crisis económica. Ese 11 de septiembre, los militares ofrecieron a Allende salir del país, pero el presidente chileno no renunció. Murió bajo las bombas en el Palacio de la Moneda, donde se había atrincherado.



Uno de los elementos más controvertidos del golpe de Estado fue la participación del gobierno de Estados Unidos a través de la CIA en el alzamiento militar del Ejército de Chile, demostrada en el Informe Hinchey, donde la agencia estadounidense reconoce que "su abrumador objetivo era desacreditar" el gobierno de Allende y "reforzar y animar a sus opositores militares a impedir que llegaran al poder". El informe también subraya que la CIA "apoyó activamente la junta militar tras el derrocamiento de Allende". Así, Chile se unió a la oleada de dictaduras militares que en los últimos años habían proliferado en América Latina, como Paraguay, Brasil, Bolivia y Uruguay. Posteriormente, cuando en 1976 el dictador Rafael Videla llegó al poder en Argentina, estos regímenes militares se coordinaron para perseguir a los opositores de izquierdas en el llamado Plan Cóndor, una operación represiva que causó miles de víctimas.



Décadas después, los responsables de muchos de estos crímenes, del Plan Cóndor y de Chile, no han sido juzgados. Por ejemplo, Pinochet murió bajo arresto domiciliario con varios juicios en su contra por vulneración de derechos humanos, pero nunca llegó a ser juzgado por su participación en Cóndor.


martes, 10 de septiembre de 2019


10 DE SEPTIEMBRE DE 1939: ESCENARIO: FRANCIA



Comienza a desembarcar en Francia el primer contingente de la Fuerza Expedicionaria Inglesa que manda el General  Lord Gort. Son 160 mil hombres y 24 mil vehículos que llegarán a lo largo de todo Septiembre.

lunes, 9 de septiembre de 2019


9 DE SEPTIEMBRE DE 1939: FRENTE ORIENTAL ESCENARIO: POLONIA




Diez divisiones polacas a las órdenes del General Tadeuz Kutrzeba lanzan un contraataque cerca de Kurno. El ataque sobre el río Bzura contra el 8° Ejército Alemán constituye la ofensiva polaca más efectiva de la campaña pero solo consigue éxitos a corto plazo.   




jueves, 5 de septiembre de 2019

5 DE SEPTIEMBRE DE 1939: ESCENARIOS: SUDÁFRICA Y ESTADOS UNIDOS 



El Primer Ministro de Sudáfrica Jan Cristiaan Smuts declara la guerra a Alemania después de haberse formado un nuevo gabinete tras los desacuerdos políticos en cuanto a unirse al conflicto. 


En Washington DC, las autoridades estadounidenses Presidente F.D. Roosevelt y su Secretario de Estado Cordell Hull proclaman oficialmente su neutralidad aunque en el fondo apoyan a Francia e Inglaterra. 

miércoles, 4 de septiembre de 2019

FECHA: 4 DE SEPTIEMBRE DE 1939. ESCENARIO: ALEMANIA: GUERRA AÉREA 



El mando de bombardeo de la Royal Air Force (RAF) inglesa, lanza su primer ataque contra barcos de guerra alemanes en la Bahía de Heligoland en el noroeste de Alemania, pero el gobierno de Neville Chamberlain no autoriza ataques sobre objetivos dentro del territorio del Reich.  


martes, 3 de septiembre de 2019

3 DE SEPTIEMBRE DE 1939: OFICIALMENTE INICIA LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL




En horas de la noche por cadena de radio desde Londres, un alicaído Primer Ministro británico, Neville Chamberlain emite el siguiente discurso por la BBC:  





"Me dirijo a ustedes desde la Sala de Consejo de Ministros, en el 10 de Downing Street.
¶"Esta mañana el embajador británico en Berlín, le entregó al gobierno alemán una Nota final, manifestando que, a menos que para las once horas, recibamos respuesta diciéndonos que están preparando el inmediato retiro de sus tropas de Polonia, existirá el estado de guerra entre nosotros.  Debo decirles ahora, que tal compromiso no ha sido recibido y en consecuencia este país está en guerra con Alemania."¶

Ustedes pueden imaginar lo duro que este golpe es para mí, ahora que mi largo empeño por lograr la paz ha fracasado.
Sin embargo, no puedo creer que haya algo más, o algo diferente, que podría haber hecho y que hubiera tenido éxito.  Hasta el último habría sido muy posible haber tenido una solución pacífica y honorable entre Alemania y Polonia.
Pero Hitler no la tenía.   Él ha tenido evidentemente en su mente atacar a Polonia pasara lo que pasara, y aunque ahora dice que presentó propuestas razonables que fueron rechazadas por los polacos, eso no es cierto.  Las propuestas nunca le fueron mostradas a los polacos, ni a nosotros, y aunque se dieron a conocer en la emisión alemana en la noche del jueves, Hitler no esperó a escuchar los comentarios sobre las propuestas, sino que, a la mañana siguiente, ordenó a sus tropas a cruzar la frontera polaca.
Su acción demuestra convincentemente que no hay ninguna posibilidad de esperar que este hombre nunca renunciará a su práctica de usar la fuerza para lograr lo que quiere.  Él sólo puede ser detenido por la fuerza y nosotros y Francia estamos hoy dispuestos, en cumplimiento de nuestras obligaciones, a ir en ayuda de Polonia, que está resistiendo valientemente el malvado y no provocado ataque a su pueblo.
Tenemos la conciencia tranquila.  Hemos hecho todo lo que cualquier país podría hacer para establecer la paz, pero en una situación en la que no se puede confiar en ninguna palabra dada por el gobernante de Alemania y cuando no hay pueblo o país que pueda sentirse seguro, todo esto se ha vuelto intolerable.  Y ahora que hemos resuelto terminarlo, sé que todos ustedes se juegan su parte con calma y coraje."
"En un momento como este, las seguridades de apoyo que hemos recibido del Imperio son una fuente de profundo aliento para nosotros.
Cuando haya terminado de hablar, se harán ciertos anuncios detallados, en nombre del Gobierno.  Préstenles su atención.   El Gobierno ha hecho planes en virtud de los cuales será posible llevar adelante la obra de la nación en los tiempos de estrés y fatiga que puedan aparecer más adelante.  Sin embargo, estos planes necesitan la ayuda de ustedes.
Usted puede estar tomando parte en los Servicios de Combate o como voluntario en una de las ramas de la Defensa Civil.   Si es así, preséntense a trabajar de acuerdo con las instrucciones que reciba.   Es posible que se dediquen a los trabajos esenciales indispensables para la prosecución de la guerra o para el mantenimiento de la vida de la gente, en las fábricas, en el transporte, en las servicios de utilidad pública o en el suministro de otras cosas necesarias para la vida.   Si es así, es de vital importancia que continúen con sus trabajos.



Que Dios los bendiga a todos y que Él defienda el derecho.  Porque es el mal contra el que vamos a combatir, la fuerza bruta, la mala fe, la injusticia, la opresión y la persecución.  Y en contra de ellos estoy seguro que el derecho prevalecerá".    

lunes, 2 de septiembre de 2019

2 DE SEPTIEMBRE DE 1939: POLÍTICA DE LOS ALIADOS FRANCESES E INGLESES. 



El Primer Ministro británico Neville Chamberlain y su homologo francés Edouard Daladier envían sendos ultimátums exigiéndole a Hitler su inmediata retirada de Polonia, cualquier negativa o ausencia de respuesta en el lapso de 24 horas implicará la existencia de un Estado de Guerra entre estas potencias contra Alemania.   

domingo, 1 de septiembre de 2019

80 AÑOS DEL COMIENZO DE LA II GUERRA MUNDIAL

Polonia, primera víctima del relámpago nazi




Se cumplen ocho décadas del inicio de la guerra más devastadora de la Historia

La historia de los conflictos humanos cambió para siempre ese 1 de septiembre de 1939. Atrás quedaban el humillante tratado de Versalles, la crisis del 29 cebándose con Europa, el antisemitismo, el nacionalismo y el fascismo extendiéndose como un virus. Los noticiarios de todo el mundo mostraron dos imágenes pavorosas: una, la de grandes columnas alemanas avanzando hacia Varsovia marcando el paso con sus botas claveteadas (clap, clap, clap), sus uniformes verdegrises y sus cascos de acero (cuya forma copiaría George Lucas para su imperio galáctico en Star Wars). La otra, aún más sonora, era una imagen aérea de los Stuka bombardeando en picado al enemigo con su aullido de sirena.



El mito de la Wehrmacht invencible se construyó con filmes así. Llegaba la guerra relámpago (Blitzkrieg), aún no perfeccionada del todo pero con un nuevo concepto que lanzaba los aviones a retaguardia enemiga, luego rompía los frentes con columnas de veloces panzers y después enviaba a la infantería motivada y fanatizada a que liquidara las bolsas de reclutas polacos que iban quedando cercados. Tres días después Francia y el Reino unido declararon la guerra al Tercer Reich y prometieron acudir en auxilio de Polonia. Los franceses montaron una ofensiva ridícula en la frontera con Alemania y los británicos se limitaron a tirar panfletos sobre sus trincheras. Un simulacro. Ese mismo día, el tercero de la contienda, sonaron por primera vez las sirenas antiaéreas en Londres. Churchill, que aún no era primer ministro, bajó al refugio con su mujer y una botella de brandy. Falsa alarma. Acababan de escuchar a Chamberlain leer la declaración de guerra con voz cansada.




Los polacos se defendieron bien, pero no tenían ni la más mínima oportunidad de victoria. "La desgracia de Polonia es una desgracia geográfica: estar entre Alemania y Rusia", dice el historiador Antony Beevor. La propaganda alemana se encargó de apuntalar una imagen que ha sobrevivido hasta hoy: la caballería polaca cargando a sable contra los panzers. O sea, la victoria de la guerra mecanizada sobre el viejo concepto del siglo XIX. Pero es un mito. Nunca sucedió. Los polacos también tenían tanques, aunque de peor calidad, y aviones de combate.




EL EJEMPLO DE GERNIKA

Lo que marcó la diferencia es la táctica, esa Blitzkrieg que ya se ensayó con la Legión Condor en bombardeos terribles como el de Guernika y que servirá para apabullar a Europa. Los expertos militares de la época dijeron que Polonia resistiría un año a la Wehrmacht. Cayeron en 19 días y el país dejó de existir. Los Stuka bombardearon Varsovia a placer, una ciudad sin defensa antiaérea, como dispuesta al sacrificio. Las carreteras se llenaron de refugiados. Por una de ellas viajó un niño de siete años llamado Ryszard Kapuscinski, que de adulto se convertiría en un legendario reportero: "Me recuerdo andando con mi hermana junto a una carreta tirada por un caballo".


Con las tropas alemanas avanzaron un puñado de sicarios de las SS y la Gestapo que, armados con listas negras, asesinaron a intelectuales, profesores de universidad, políticos, periodistas y aristócratas para descabezar a la sociedad polaca. Sólo faltaba el pacto Ribbentrop-Molotov entre Berlín y Moscú para que los rusos atacaran desde el este y se queden con su parte del pastel. El ejército soviético también llegó con sus propios carniceros: en los bosques de Katyn mataron y ocultaron en grandes fosas a 22.000 oficiales y soldados polacos a sangre fría.





Ambos totalitarismos, el nazi y el soviético, se dieron la mano en Brest antes de que chocaran con furia dos años después. Los ocupantes nazis no tardaron en levantar muros en algunos barrios para hacinar a los judíos. Los ocupantes no tardaron en levantar muros en algunos barrios para hacinar a los judíos. La política de guetos anticipará el Holocausto, la solución final y la construcción de campos de exterminio como Auschwitz o Treblinka, mataderos donde la muerte se industrializó. Según dice el historiador James Holland, experto en la parte operacional del conflicto, Hitler no tenía ninguna posibilidad de ganar la guerra por muy superior que se mostrara en esos primeros meses, y más tras la entrada de la URSS y EEUU. Pero Polonia pagaría muy cara aquella ambición. Tras el levantamiento de Varsovia de 1944, el mayor ejemplo de resistencia civil de toda la Segunda Guerra Mundial, llegó la aniquilación de la ciudad y décadas de ocupación soviética. En el resto del mundo, el Armagedón wagneriano que Hitler desató el 1 de septiembre de 1939 dejó 60 millones de muertos y una configuración del planeta que aún pervive.


lunes, 19 de agosto de 2019


Cincuentenario del concierto de Woodstock




Miles de personas acamparon el pasado Día de la Madre, jueves 15 de agosto, para poder asistir a la celebración del 50 aniversario de Woodstock, uno de los festivales más icónicos de la Historia de la música. 



El homenaje, que consiste en un pequeño festival de tres días de duración, se ha celebrado en Bethel, Nueva York, donde, en 1969, medio millón de personas acudieron a ver a las leyendas musicales de la época.



Este pequeño festival se realiza cada año en el mismo sitio para tratar de recrear el espíritu de Woodstock y en 2019 ha batido récords de asistencia por el 50 cumpleaños del evento musical más famoso del mundo.



Woodstock fue un movimiento contracultural de gran repercusión a nivel mundial, y contó con la presencia de artistas como The Who, Creedence Clearwater Revival, Janis Joplin, Santana,  Jimi Hendrix y muchos más.

LA HISTORIA




Este fin de semana pasado cumplió medio siglo un acontecimiento protagonizado por personas que acuñaron como consigna la frase “no te fíes de quien tenga más de treinta años”. Se trata, naturalmente, del famoso festival de Woodstock. No me voy a extender mucho en qué consistió, porque esta red de redes que llamamos Internet está ya, ahora mismo, a rebosar de información al respecto.


Los datos básicos sobre el acontecimiento consisten en que miles de personas acudieron, entre el 15 y el 18 de agosto de 1969, a las cercanías de una pequeña población al Norte de la ciudad de Nueva York llamada Woodstock y allí escucharon, durante días, a algunos de los músicos populares más vanguardistas del momento. Los más famosos fueron Ravi Shankar, Jimi Hendrix, Janis Joplin, el extremo opuesto de ésta que era Joan Baez, Jefferson Airplane o The Who y unos cuantos más que pueden consultarse a golpe de clic y a los que, por esa misma razón, no incluyo en una lista que podría ocupar todo el artículo.

Todo esto, sin duda, contribuyó a hacer más mítico ese festival en el que se celebró un verdadero carnaval de aquello que quedó consignado como otro de los eslóganes de aquella época. Es decir: sexo, drogas y Rock and Roll. Poco más se puede contar sobre el hecho en sí que no se haya contado ya durante los últimos cincuenta años y, menos aún, en las últimas cien horas.

Sobre lo que sí se puede decir algo más, es sobre las consecuencias, lo corto o lo largo del vuelo de aquel momento mágico en la Historia. Mágico al menos para la generación que tenía entre 18 y 30 años en aquel momento y, por la razón que fuera, acudió al acontecimiento o, de un modo u otro, conectó ideológicamente con él.

Para eso es necesario empezar por señalar que Woodstock fue, ante todo, un producto comercial. No en el sentido que se da ahora a esa palabra, queriendo significar que se trata de algo adocenado, vulgar… aunque, desde luego, también, Woodstock fue un evento organizado con el fin de hacer dinero. Algo lógico porque ya para 1969 muchos de los grupos o cantantes que fueron allí -o fueron invitados a participar- eran auténticas máquinas de hacer dinero en la estela de los Beatles. Los cuales, por cierto, declinaron acudir al festival, acuciados por la crisis que separó al grupo y sumergidos en el trabajo de sacar su último trabajo juntos, el álbum “Abbey Road”…

Eso ya es todo un dato sobre el largo, o corto, vuelo histórico de un acontecimiento hoy mítico como el que tuvo lugar no exactamente en la población de Woodstock sino a unos 60 kilómetros al Suroeste de esa población. En la propiedad de un granjero, Max Yasgur, que, de la noche a la mañana, dejó tan prosaico papel en la Historia para convertirse en parte de la Mitología que rodea a Woodstock. Ese otro dato, el hecho de que el concierto finalmente fuera celebrado en la granja de Yasgur y no en la propia población de Woodstock, resulta también significativo. En efecto, los bienpensantes vecinos de Woodstock, hace ahora cincuenta años, no querían ni oír hablar de tener en su distrito municipal a miles de jóvenes de trazas verdaderamente sospechosas para quienes seguían, en su mayoría, vistiéndose como en los años cincuenta y acudían regularmente al peluquero casi cada semana…


Un dato verdaderamente revelador sobre algo que suele pasar desapercibido cuando echamos la vista atrás y contemplamos, como período histórico, los famosos “Sesenta”. Es decir, que no todo el Mundo pensaba en aquella época del mismo modo que los miles de jóvenes reunidos entre el 15 y el 8 de agosto de 1969 en torno a los escenarios de ese festival de Woodstock. Una de las películas fetiche de la época y de la Contracultura que la dominó, “Easy Rider”, lo mostraba de manera magistral en su abrupto final. Ese en el que Dennis Hopper y un Peter Fonda que ha fallecido justo en este cincuentenario, se enfrentaban contra aquellos que habían permanecido en el mismo sitio desde los años cincuenta del siglo pasado, anclados en una estética cuadriculada y en una ideología política, social… igual de cuadriculada.

Pero, incluso así, es cierto que Woodstock supo conectar con una realidad arrolladora que había tomado perfiles claros el año anterior e incluso antes. Así es, había protestas políticas por doquier exigiendo mayor libertad, mayor capacidad de poder decidir sobre la propia existencia y el modo de vivirla. Ese ambiente de rebelión contra lo establecido, fuera éste de mayor o menor índole fascista o comunista totalitaria -conviene no olvidar a los tanques soviéticos aplastando la revolución de Praga en 1968 o la Matanza de Tlatelolco en México- continuó con verdadera intensidad por todo el globo. Especialmente en el eufemísticamente llamado “Mundo Libre”, en el cual coexistían democracias homologadas como Gran Bretaña o Estados Unidos junto a regímenes digamos que peculiares a ese respecto.

Como la España franquista o el México dominado por esa que un notable contestatario español de la época, Luis Racionero, calificó en sus “Memorias de California” como “una contradicción en términos”. Como sólo puede serlo un partido que, al mismo tiempo, era revolucionario e institucional… Sin entrar en aguas históricas más profundas, el Cine de la década que va de 1968 a 1979, da sobradas muestras de cómo hasta la cultura popular más convencional se hizo eco de que las cosas ya no podían seguir siendo lo que habían sido  hasta 1968. En otras palabras: lo anticonvencional estuvo de moda desde 1968 y ahí están los ácidos guiones de películas de consumo masivo como “El puente de Cassandra” de 1976 o “La fórmula” (estrenada en 1980), donde todo lo que Woodstock había puesto en solfa se cuestionaba incluso para personas que, en 1969, ni se habrían planteado ir a ese festival.

El cuestionamiento del orden establecido hasta 1969, de hecho, había llegado tan lejos para 1979 que quienes creían ir a perder con el cambio, hicieron todo lo posible por desactivar y destruir esa contracultura amenazante que les había obligado incluso a cambiar su manera de vestir y socializarse. Las fuentes son claras al respecto. 

Coinciden en ese punto “Una vida americana”, la autobiografía del gran destructor de todo aquello -el presidente norteamericano Ronald Reagan- y una de sus némesis, el filólogo Noam Chomsky que, en “La cultura del terrorismo”, confirmaba lo que ya se puede consultar hoy mismo en los Archivos Nacionales norteamericanos respecto a esa “década prodigiosa”. Es decir, que las fuerzas sociales bien establecidas en 1968 (en lo económico, lo político…) utilizaron todos los medios a su alcance para que aquella tormenta de Libertad que se manifestó en festivales como el de Woodstock parase y, es más, se revertiese. 

Quienes no vivieron las negras décadas de los 80 y los 90 quizás lo ignoren, pero el proceso de empobrecimiento intelectual y material que se produjo durante ellas fue atroz. Un brutal adocenamiento que ha convertido en consigna máxima, hasta hoy, el “Sálvese quien pueda” y a las fuerzas pretendidamente contraculturales en movimientos de corte casi autoritario, que plantean dudosas contradicciones políticas en las que se nos pide que cambiemos los problemas actuales (reales, ya inquietantemente palpables) por una maraña nada clara de medidas de las que poco se sabe qué hay realmente detrás (¿un Capitalismo ecológico? ¿Una distopía de Izquierda totalitaria pero “verde”?)…


Hoy, cincuenta años después de Woodstock, ese es el balance que se puede hacer de su recorrido histórico. Uno que, seguramente, hará sonreír malévolamente, allí donde esté, a Richard Nixon. Aquel único presidente de los Estados Unidos al que se obligó a dimitir. Precisamente gracias a una saludable contracultura intelectual con las ideas muy claras que hoy está prácticamente destruida, fragmentada, desaparecida, infantilizada… Marchitada como una flor arrancada del suelo, inutilizada para afrontar graves problemas como el que Nixon y gente como él arrojaron sobre una Humanidad cada vez más acuciada y desorientada a partir del año 1980…




viernes, 9 de agosto de 2019


Sharon Tate: 50 años del asesinato que cambió Hollywood para siempre





Hollywood, madrugada del 9 de agosto de 1969. La secta encabezada por Charles Manson entra en la casa a la que en febrero se habían mudado Roman Polanski y su joven esposa la actriz Sharon Tate. El lugar se llama Cielo Drive que así se llama, es un lugar frecuentado por artistas y personalidades del cine. Un tal Charles Watson y tres mujeres (Susan Atkins, Linda Kasabian y Patricia Krenwinkel) se habían metido en un Ford Falcon amarillo con un claro objetivo: "Vamos a matar a esos cerdos". Los cerdos de los que hablan viven en Cielo Drive. Después de medianoche, los cuatro consiguen su objetivo: asesinar, a través de un ritual, a varias personas entre las que se encontraba Tate, embarazada de ocho meses.

La autora material del crimen fue Atkins. "Hundió los dedos en una de las heridas de Tate y probó la sangre (...). Acto seguido, humedeció una toalla con la sangre de Tate y la llevó a la puerta delantera donde, siguiendo las instrucciones de Watson de escribir algo que conmocionase al mundo, garabateó la palabra 'pig' (cerdo). Misión cumplida", contaba una recreación de los hechos por escrito.

Medio siglo después de aquello, Tarantino ha convertido a Sharon Tate en un personaje que lleva el rostro de Margot Robbie en su 'Érase una vez en Hollywood'. Los fans de Tate la reivindican como algo más que la triste víctima de una masacre que llevó a Manson a condena de cadena perpetua y a otros tantos de su secta a la silla eléctrica. En 1969 no hacía ni un año que se había casado con Polanski y empezaba a conseguir pequeños papeles en películas de estudio. Hija de un coronel, pasó su infancia moviéndose de una base militar a otra. En algún momento de esa niñez vivió en Verona y allí conoció al que más tarde sería el Tony de 'West Side Story'

Richard Beymer. Él fue quien le consiguió un pequeño papel en una película y se convirtió en uno de sus primeros novios. 




Tímida y de belleza pluscuamperfecta, muchos trataron de descifrar el misterio que había tras su beldad. Sus llamativos rasgos le hicieron ganar el premio de 'Miss Tiny Tot of Dallas' y varios concursos de belleza. De ahí saltó a la portada de las revistas de moda y de aquellas páginas, a una película de terror de serie B, 'Eye of the devil'. Ironías de la vida, aquella cinta trataba sobre el ocultismo que tan de moda estuvo en el Estados Unidos de los años 60.






De hecho, el terror también estuvo presente cuando conoció a Polanski en una fiesta. Horas después de encontrarse por primera vez, el director la dejó sola en el apartamento en el que habían seguido festejando los dos solos. Unos minutos más tarde, él regresó con una máscara de Frankenstein. El grito de Sharon fue tan aterrador que lo convenció para contratarla en la que iba a ser su próxima película, 'La semilla del diablo' (que acabaría protagonizando Mia Farrow).





Tras casarse con el director, Sharon Tate no siempre fue la persona más feliz del mundo. Tradicional y creyente, ella pretendía llevar una vida tranquila mientras que Polanski mariposeaba con otras mujeres. De hecho, los rumores sobre sus infidelidades eran comunes en los tabloides de Hollywood. "Roman me miente y finjo creerle", dijo ella a un amigo.



Quizá también le mintió aquel agosto del 69 en el que él se encontraba de viaje; aquel mes en el que Sharon vivió la peor de las pesadillas y quedó para la historia como la víctima más famosa de Charles Manson. Pero, tal y como ha dicho su hermana estos días, Sharon es más que una masacre, un "espíritu único y gentil" que medio siglo más tarde sigue inspirando a creadores como Tarantino; una musa 'sixties' que pereció en una California mítica, soleada, hippie... y trágica.


https://www.vanitatis.elconfidencial.com/celebrities/2019-08-09/sharon-tate-50-anos-asesinato-charles-manson-hollywood_2169399/