La frase de la semana

Pensamiento del día:


"Los políticos y los pañales hay que cambiarlos a menudo y es por la misma razón". George Bernard Shaw

Estamos de vuelta

Damas y caballeros colegas.

Les comunico mi retorno al trabajo asesor en la Regional desde el lunes 7 de enero y con ello, mi deseo que 2019 sea como un verdadero borrón y cuenta nueva para el país, por lo que en esta ocasión comparto un recordatorio sobre el Centenario del asesinato de la gran líder espartaquista Rosa Luxemburgo y su compañero de luchas Karl Liebknecht en Berlín. Rosa fue una pionera de la lucha por muchos derechos humanos además pagó muy caro el ser mujer, polaca y judía en una sociedad alemana antisemita desde siglos atrás. En nuestra sección Esta Semana en la Historia, se la dedicamos al curioso cambio de nombre que tuvo la capital dominicana de Santo Domingo a Ciudad Trujillo en 1936. Mis mejores deseos para el fin de semana.
Atte.


El Editor

San Isidro de El General, 11 de enero de 2019.


viernes, 27 de julio de 2018


1O RAZONES DE PESO PARA QUE NO USEMOS MÁS LA PALABRA ANEXIÓN



Algunos colegas me han consultado las razones por las que en la Unidad Didáctica oficial del mes de Julio, se promueve el uso del término Incorporación y no Anexión. A continuación cito algunas razones por las cuales usar Anexión es totalmente errado.
1)    El termino Anexión es de uso bastante reciente historiográficamente hablando. Por más de un siglo se utilizó “integración”, “unión” e “incorporación”.
2)    En 1956 se utilizó “Anexión” por primera en un documento oficial y a partir de ese momento se empezó a popularizar en forma inusitada, a tal punto que las generaciones más recientes nos acostumbramos a escuchar tan erróneo término.
3)    “Anexión” es una palabra inapropiada para determinar la relevancia del acontecimiento histórico ya que implica toma por la fuerza de un territorio específico, lo que en el caso del Partido de Nicoya se produjo de manera voluntaria e impulsada por sus propios habitantes
4)    Ejemplos de anexiones son la Anexión de las Alturas del Golán, Gaza, Cisjordania y Jerusalem Oriental por parte de Israel durante la Guerra de los 6 Días en junio de 1967.
5)    Otro ejemplo de anexión fue el de las Islas Malvinas en 1833 por parte de Inglaterra, anexión que se vio consolidada con la guerra que ocurrió  en 1982, cuando se enfrentaron las fuerzas armadas argentinas e inglesas en tan desolado paraje con victoria aplastante para la Task Force británica.
6) En 1937 Hitler anexionó su país natal Austria, al que él mismo proclamó como el Reich de los Mil años, que solo duró 12, pero mediante de las más bajas artimañas, Hitler ascendido como nuevo líder alemán, dirigió una farsa de referéndum para darle una fachada de legalidad al acto.
7) Los costarricenses mismos fuimos víctimas de una verdadera anexión, tan solo 12 años después de la Incorporación del Partido de Nicoya, lo cual nos redujo seriamente el territorio al anexarse, mediante una invasión del General Santander, caudillo de la Gran Colombia, de todo el territorio costarricense de Bocas del Toro, que ahora pertenece a Panamá.
8)    En estos momentos se llevan adelante en la Corte Internacional de Justica en La  Haya varios procesos planteados por Nicaragua donde entre sus alegatos solicita, no se considere la existencia de la península de Nicoya como territorio costarricense e incluso presentaron un mapa de Costa Rica donde borraron tan valioso territorio. (Véase la imagen).  
9)    Recordemos que las tropas de la Falange Americana, dirigidas por el Coronel Schlessinger enviadas en ese momento por el Jefe del Ejército de Nicaragua, William Walker y repelidas en la Batalla de Santa Rosa, fueron dirigidas a Costa Rica con la excusa de “recuperar” dicho territorio para Nicaragua.
10)    Usar el término “Anexión” podría ser usado por la dictadura sandinista del Comandante Daniel Ortega Saavedra y compinches como el Comandante Cero, Edén Pastora Gómez, para seguir diciendo que en Costa Rica a los niños se les adoctrina en la forma como nuestro país se “anexionó” Nicoya, lo cual es completamente falso y hasta podrían utilizar los textos escolares costarricenses como “cuchillo para el propio pescuezo”.      
Solicito respetuosamente usar estas consideraciones en los actos cívicos. 


viernes, 20 de julio de 2018

UNIDAD DIDÁCTICA PARA EL MES DE LA INCORPORACIÓN DEL PARTIDO DE NICOYA



Se procede a compartir la unidad del mes de Julio y se les recuerda la imperativa necesidad de usar el término correcto Incorporación y no Anexión, ya que el Partido de Nicoya se unió a Costa Rica por voluntad propia y no por un acto invasivo o anexionista de nuestro país. 

https://docs.google.com/a/drepz.ed.cr/viewer?a=v&pid=sites&srcid=ZHJlcHouZWQuY3J8dmFsaWphc3xneDo3YTkxNzk4ZjI0MGRlOTIx

lunes, 16 de julio de 2018


Celebramos un gran aniversario


Por Vladimir de la Cruz.

El pasado lunes 2 de julio se cumplieron 90 años de haberse creado la Secretaría del Trabajo, en el segundo gobierno de Cleto González Víquez, 1928-1932. En ese mismo acto se dispuso redactar un Código de Trabajo, que no llegó a elaborarse.
En cuanto al Código de Trabajo tuvo que llegar la Administración de Rafael Angel Calderón Guardia, 1940-1944, para que se redactara y se aprobara simultáneamente con la aprobación del capítulo de Garantías Sociales que se incorporó a la Constitución de 1871, en ese momento vigente.
Legislación laboral existía en Costa Rica. Desde la época colonial se dieron disposiciones legales que regularon el trabajo y las relaciones laborales de la época, incluso se reguló el trabajo de mujeres como de niños menores de 16 años.
En el siglo XIX igualmente se dictaron leyes y decretos que de distinta manera regularon  aspectos relacionados con el trabajo. En el Código General de Carrillo se estableció  igualmente la relación trabajo, bajo los principios del Derecho Civil,  y se estableció el “alquiler de servicio”, concepto dominante hasta 1943.
En las primeras décadas de siglo XX se siguió normando aspectos relacionados con el trabajo. Entre las medidas que se dieron fue la jornada de trabajo de 8 horas, desde 1920, reconocimiento del derecho de sindicalización, y como resultado de la huelga bananera de 1934 se dieron otras disposiciones, que incluso llegaron a establecer el antecedente del Consejo Nacional de Salarios.
Con la acción organizada de los trabajadores costarricenses desde finales del siglo XIX, y el surgimiento de sindicatos a principios del siglo XX, de manera más activa se fueron dando luchas orientadas a perfilar la necesidad de una legislación laboral integrada.
Contribuyó en ello el desarrollo de partidos políticos que de distinta manera planteaban la reivindicación de los intereses de las clases trabajadoras. Dos partidos en particular así lo hicieron: el Partido Reformista, en 1923, y el Partido Comunista de Costa Rica, en 1931, cuando en sus respectivos programas señalaron aspectos importantes en esta dirección.
A finales de la década de 1920 se publicó bajo el nombre de “De Potter”, en el periódico La Prensa, un conjunto de soluciones laborales ante la crisis que había de desocupados. De Potter propuso aprobar las siguientes:
1.- Contrato de trabajo y empleo: reglamento sobre las libretas de trabajo o carta de identidad, reglamento de pago de salario a obreros, empleados y peones agrarios, reglamentación de la forma de medir el trabajo; reglamentos de talleres y fábricas; ley de horas de trabajo y reposo dominical,
2.- Inspección del Trabajo y Oficina Central del Trabajo; leyes creando estas instituciones.
3.- Protección del trabajo: sobre los niños empleados; tutela sanitaria de los niños; ley sobre los servicios médicos del trabajo; sobre la protección laboral de las mujeres; sobre el reposo dominical; ley de reposo semestral con goce de sueldo para todo trabajador; reglamento de inspección de los establecimientos peligrosos, insalubres e incómodos; sobre seguridad y salud de los obreros, reglamentación especial para cada industria.
4.- Accidentes de trabajo: revisión de la actual ley que es copia de la española de 1900 y extensión de los beneficios a todo trabajador.
5.- Pensiones de vejez, previsión, mutualistas; seguros de vejez contra la falta de trabajo, las enfermedades y la invalidez; ley de seguros de previsión de enfermedades y la invalidez; pensiones de vejez y retiro del trabajo; ley sobre las sociedades mutualistas y cooperativas pobres: ley sobre el fondo nacional de crisis; seguros contra la falta involuntaria de trabajo; ley de contrato colectivo de trabajo y colocación pública de trabajadores.
6.- Asociación: ley sobre asociación de trabajadores: sindicatos, federaciones, gremios, etc. (ligas de resistencia).
7.- Jurisdicción y conciliaciones: ley de Consenso de Arbitraje y comisiones paritarias.
8.- Instituciones culturales: Casa del Pueblo; Universidad Obrera; Confederación General de Trabajadores.
9.- Habitaciones obreras: ley sobre barrios y construcciones obreras.
10.- Instituciones económicas: ley creadora del Banco de Trabajo.
La crisis económico social, como política, causada por el entorno internacional de la II Guerra Mundial, y sus repercusiones en el país, condujeron a preparar la condiciones para que se diera el viraje en el Gobierno de Rafael Angel Calderón Guardia, 1940-1944, de romper con sus aliados que lo llevaron al Gobierno, encabezados por el grupo del expresidente León Cortés, y aliarse con el Partido Comunista, en un proceso que se inició en diciembre de 1941, con la declaratoria de guerra al eje nazifascista, y concluyó en junio de 1943, cuando el Partido Comunista cambió de nombre a Vanguardia Popular, alianza que contó con el aval de la Iglesia Católica.
Durante este proceso se llevó a cabo la redacción del Capítulo de Garantías Sociales que se incorporó a la Constitución Política en 1943 y se procedió a la redacción del Código de Trabajo que también se aprobó en 1943.
La Comisión Redactora del Código de Trabajo fue integrada, por el Gobierno, con Alberto Durán, Guillermo Padilla Castro, Héctor Beeche Luján, Oscar Barahona Streber, Eugenio Jiménez Sancho y Máximo Quesada Picado.
El 12 abril de 1943 el Presidente Calderón Guardia envía el Proyecto de Código de Trabajo al Congreso, donde se integró la siguiente Comisión parlamentaria, para su respectivo trámite, con los siguientes diputados: José Albertazzi Avendaño, Francisco Fonseca Chamier, C. L. Jiménez, Rodrigo Sancho y Manuel Monge A.
El 17 de agosto se le dio el Primer Debate parlamentario, el 23 se aprobó y el Poder Ejecutivo le dio el Ejecútese el 27 de agosto, para que entrara en vigencia el 15 de Setiembre de 1943, día que se celebró como la Segunda Independencia.
Con la aprobación del Código de Trabajo y el Capítulo de las Garantías Sociales, también se estableció el artículo 29 de la Constitución de 1871, equivalente al actual artículo 45 constitucional, relacionado con el uso social de la propiedad y la posibilidad de expropiación.
Con las Garantías Sociales, y las reformas que posteriormente se han adicionado mejorándolas, se inició el desarrollo del Estado Social de Derecho, y se establecieron los reconocimientos de derechos sociales relacionados con la obligación del Estado de procurar el mayor bienestar a todos los habitantes del país, el derecho de toda persona a tener un ambiente sano y ecológicamente equilibrado,
Se estableció a la familia, como elemento natural y fundamento de la sociedad, con derecho a la protección especial del Estado, con especial derecho a esa protección la madre, el niño, el anciano y el enfermo desvalido. En este aspecto hoy se discuten nuevos conceptos de familias reales de nuestra sociedad, como las homoparentales, las adpotivas, las familias sin niños, las de padres separados, las integradas por varias familias nucleares, las llamadas familias extensas y las monoparentales, entre otras.
También las Garantías Sociales reconocieron el matrimonio como la base esencial de la familia, la cual descansa en la igualdad de derechos de los cónyuges, sin determinar específicamente la pareja hombre mujer.
En materia de trabajo se estableció que la jornada ordinaria de trabajo diurno no podrá exceder de ocho horas diarias y cuarenta y ocho horas a la semana. Del mismo modo, la jornada ordinaria de trabajo nocturno no podrá exceder de seis horas diarias y treinta y seis a la semana. También se estableció que el trabajo en horas extraordinarias deberá ser remunerado con un cincuenta por ciento más de lo sueldos o salarios estipulados, y que todos los trabajadores tendrán derecho a un día de descanso después de seis días consecutivos de trabajo, y a vacaciones anuales pagadas,
Igualmente se estableció como derecho de los patronos y trabajadores el de sindicalización, el de los trabajadores a la huelga y los patronos al paro y el de realizar convenciones colectivas de trabajo. En el caso patronal llegó a constituirse un sindicato, el Sindicato de Empresario Privados, SINDEP, que dirigió el empresario anticomunista Armando Guardia.
Igualmente la obligación del Estado de fomentar la organización cooperativa para facilitar mejores condiciones de vida de los trabajadores, y el derecho de patronos y trabajadores a organizarse libremente en asociaciones solidaristas, con el fin de obtener mejores condiciones de vida y desarrollo económico y social.
Se estableció, en 1943, que todo patrono debe adoptar en sus empresas las medidas necesarias para la higiene y seguridad del trabajo. Este aspecto quizá sea el más violado. Más de cien mil accideentes de trabajo por año desdicen constantemente esta norma cosntitucional, aparte del impacto negativo que esta situación genera para los trabajadores y sus familias, como para las empresas y la economía nacional.
Se estableció que no podrá hacerse discriminación respecto al salario, ventajas o condiciones de trabajo entre costarricenses y extranjeros, o respecto de algún grupo de trabajadores y que en igualdad de condiciones deberá preferirse al trabajador costarricense.
De modo sobresaliente la legislación laboral y social determinó la creación de la Jurisdicción Laboral en la estructura de la Corte Suprema de Justicia, creando así los Tribunales de Trabajo, y considerando a todos los efectos que los trabajadores son la parte débil de la relación capital trabajo, motivo por  el cual se  debe tutelar al trabajador. El Art. 17 del Código de Trabajo fue directo en este sentido, al señalar que el Código debe interpretarse en  primer lugar de acuerdo al interés del trabajador y luego de acuerdo al interés social.



Celebramos, así, esta semana el 90 aniversario del surgimiento de la Secretaría del Trabajo, hoy Ministerio de Trabajo y Previsión Social, y el 75 aniversario de la promulgación de las Garantías Sociales y el Código de Trabajo.
La Oficina Nacional de Correos de Costa Rica, con esta ocasión ha elaborado un sello postal conmemorativo, que oficiamente se selló el pasado 2 de julio en el Museo Histórico Cultural Rafael Angel Calderón Guardia.



martes, 3 de julio de 2018

El suicidio de los monjes o bonzos vietnamitas, una forma de lucha política que conmovió la conciencia universal


Por: Vladimir de la Cruz



Thích Quảng Đức, el 11 de junio de 1963, hace 55 años, se suicidó, como una forma de expresión de protesta política, inmolándose, quemándose hasta morir, en una calle muy transitada de Saigón, en Viet Nam del Sur, cuando este país estaba ocupado por las tropas estadounidenses,  en señal de protesta contra las persecuciones que sufrían los budistas, por parte del gobierno títere vietnamita de Ngô Đình Diệm, y pro norteamericano.
A partir de esta muerte se sucedieron en los años siguientes muchas más de sacerdotes budistas, por iguales motivos y contra la presencia de esas tropas, por la reunificación de Viet Nam, y por la paz en la región.
Cuando estos monjes iban a inmolarse lo anunciaban, indicando el lugar y la hora. Generalmente una confluencia de vías, de calles, donde ellos se colocaban al centro, en posición de loto. Otros monjes les ayudaban en su preparación para quemarse, rociándolos de aceites especiales, que posiblemente hacían de carburantes, quedando totalmente mojados. Una vez concluido este ritual, el monje mismo se prendía fuego, en la posición de loto, rodeado de una multitud de personas, y también de la prensa extranjera que seguía estos acontecimientos, conmoviendo no solo los cimientos de las sociedad vietnamita en su lucha nacional libertadora, sino también la conciencia mundial contra la ocupación e intervención norteamericana.

Obviamente, era una acto de extrema y absoluta libertad, de estos monjes decidir, de esa manera, no solo su muerte, sino la forma de llamar la atención sobre la ocupación político militar que tenía Viet Nam del Sur, y de conmover y agitar la conciencia universal alrededor de esta situación. Y quienes así actuaban eran monjes, eran líderes religiosos.
Muchas muertes similares, e igualmente espectaculares, sucedieron la deThích Quảng Đức,  Todavía en el año 1967 y 1968 se dieron eventos de estos, cuando estaba yo en la Universidad. Y desde las luchas estudiantiles que hacíamos en solidaridad con la lucha del pueblo vietnamita, exaltábamos el honor y el valor de estos monjes.
Esta forma de expresar la protesta contra la guerra en Viet Nam, hizo que el 2 de noviembre de 1965Norman Morrison, un ciudadano norteamericano, me parece que también excombartiente en Viet Nam,  se prendiera fuego frente al Pentágono como protesta por las matanzas de la guerra  que llevaban a cabo en Vietnam, guerraque se mantuvo entre 1955 y 1975, hasta que el pueblo vietnamita logró derrotar, por las armas, a los invasores y ocupantes de su territorio, y lograron con ello unificar el Viet Nam, en 1976, en lo que hoy es, una República Democrática, Popular, Socialista y Soberana.
Los estudiantes universitarios en esos años, cuando hacíamos marchas de distintos tipos, agitábamos en el curso de ellas los nombres de Ho Chi Minh y del Che Guevara, muerto en Bolivia en octubre de 1967.
Cuando se veían y conocían estas muertes se defendían como mártires de la causa Nacional Libertadora, y no se condenaban sus formas  suicidas de protesta y de muerte.
Esta forma de lucha, de suicidio, de muerte originada en una protesta se repitió en otros países. Así en 1969, el 16 de enero, Jan Palach, un joven checoslovaco, se prendió fuego en la Plaza Wenceslao, del centro de Praga, protestando contra la intervención de las tropas de Tratado de Varsovia que todavía se sentía en ese país.  A Palach en Praga se le recuerda con monumento y con una plaza en su nombre.


El 11 de noviembre de 1983, en Chile, un obrero, Sebastián Acevedo Becerra, de la ciudad minera de Coronel, se quemó al estilo de los monjes vietnamitas,  en los escalones de la catedral de para protestar por la desaparición de sus hijos a manos de la policía militar del régimen de Pinochet, del Servicio de Inteligencia o Central Nacional de Informaciones, temible por sus sus torturas y desapariciones de ciudadanos.
De la misma forma, inmolándose, a lo monje vietnamita, el 10 de enero de 1984, recordando los sucesos de 1964, el panameño Rolando Alberto Pérez Palomino se prendió fuego frente a la Embajada de Estados Unidos en Panamá, dejando una  carta testamento en la que acusaba a la delegación diplomática de ser  "una de las representaciones del crimen y del hambre de millones de seres humanos".
Otras muertes similares, en esta forma de suicidio, se dieron en Senegal en el 2007, en México en el 2008, resultado de luchas campesinas en el Estado de Veracruz,  en el 2010 en la India, en el Estado de Telangana, exigiendo su separación,  en Tunez, este mismo año, provocando la Revolución de los Jazmines que hizo caer al presidente Zine El Abidine Ben Ali. Y, al ejemplo de Tunez, siguieron autoinmolaciones suicidas, en enero del 2011, otras en Tunez, en Egipto, en Mauritania, en Argelia, en Smara, territorio ocupado por Marruecos perteneciente al pueblo Saharaui, y, de nuevo, en la India, en el 2012, protestando contra el dominio político de China en el Tibet. Por este mismo motivo en el 2015, en Ngaba, región de Amdho, del Tibet, se produjo otra inmolación, y en el 2015, en Mongolia, un líder sindical se suicida de esta forma, protestando contra la privatización de una empresa estatal.
Las muertes de los monjes vietnamitas me fueron cercanas, me identifiqué con ellas de manera particular, las defendí, no solo como acto de protesta política, sino también como acto de libertad de quienes así procedían.
Las otras muertes autoinflingidas, suicidas, las he valorado en el acto de libertad de quienes las autoejecutaron y las he contextualizado en la situación de lo que cada una de ellas provocó como noticia, y como conocimiento y reconocimiento de una lucha justa por parte de quienes así procedieron, sin juzgarlos, ni condenarlos por su actuación final.