La frase de la semana

Pensamiento del día:


"Los políticos y los pañales hay que cambiarlos a menudo y es por la misma razón". George Bernard Shaw

Estamos de vuelta

Damas y caballeros colegas.

Espero que la semana de trabajo docente sea muy exitosa, por lo que en esta ocasión comparto un recordatorio sobre el 79 aniversario de la Segunda Guerra Mundial. En nuestra sección Esta Semana en la Historia, se la mantenemos al 78 aniversario del asesinato de León Trostky en México a manos de un detestable agente secreto español, con instrucciones directamente del mismo Stalin, sin otro objetivo más que asesinar despiadamente a un intelectual de tan alto calibre. Mis mejores deseos para la semana que recién comienza!
Atte.


El Editor

San Isidro de El General, 3 de septiembre de 2018.


domingo, 15 de abril de 2018


Crónica de la Guerra Civil de 1948. Día 33: Somoza ofrece apoyar al gobierno con tropas.



Comunistas forman su Estado mayor.

Hoy 15 de abril, en la sesión de trabajo ante el cuerpo diplomático, el padre Núñez insistió en la rendición incondicional del gobierno de Picado según lo exigido por Figueres aceptando su renuncia y la presidencia interina del Ingeniero Santos León Herrera.

Llanto en el Cuartel de Cartago.

El coronel Roberto Tinoco quien había mantenido fuerte resistencia contra las tropas rebeldes en Cartago, aceptó las condiciones de rendición impuestas por Pepe Figueres quien desde ahora domina completamente la ciudad. La sede militar fue recibida por Rosendo Argüello, quien le dio garantías al coronel Tinoco de las consideraciones de su rango y reconocimientos al valor. Al entregar el cuartel, el coronel Tinoco alentó a sus hombres indicando que lo hacía porque ya no había gobierno que defender y ellos eran las últimas tropas en combate. Testigos que participaron en el acto confirmaron que algunos de sus soldados lloraron al oírle hablar. A cargo del cuartel quedó José María Tercero. Con el dominio de Cartago Pepe Figueres tiene bajo sus órdenes puntos vitales: un puerto marítimo en Limón y una línea férrea que le permite movilizar implementos de guerra y apoyo logístico para su causa.

Los analistas del conflicto que vive el país señalan que la suerte para el gobierno y sus aliados ya está echada. De hecho, desde que iniciaron las conversaciones para buscar una salida negociada al conflicto, se estableció una tregua que sólo se ha cumplido en el papel. Las operaciones militares de ambos bandos continúan. Carlos Luis Fallas se ha movido desde Llano Grande hasta Tres Ríos, donde se ha acantonado para ofrecer resistencia al avance de Figueres hacia la capital.

Dado las circunstancias políticas y militares en los últimos días, las fuerzas vanguardistas acordaron integrar su propio Estado mayor, cuya sede quedó fijada en el anexo del hotel Costa Rica. La medida tiene el propósito de garantizar la defensa de la capital en caso que los rebeldes decidan lanzar una ofensiva contra ella. Además los comunistas desconfían de las conversaciones que iniciaron los insurgentes con el Presidente Teodoro Picado, en las cuales no hubo ningún representante de su partido. La capital está prácticamente bajo control comunista, situación que preocupa a todas las partes que participan en las conversaciones de la embajada de México. Desde ayer los comunistas no reconocen la rendición del Presidente Picado quien tuvo que acudir a sus oficinas para reunirse con Manuel Mora, quien estaba muy molesto por la situación de los últimos dos días. Uno de los aspectos que más parece disgustar al líder comunista es que según rumores tanto Picado, como Rafael Angel Calderón Guardia abandonarán el país, por eso se explican las fuertes medidas de seguridad reinantes en el aeropuerto y los ferrocarriles.


Reunión de Chacarita

El Presidente Picado se trasladó este día a Puntarenas en avión acompañado por Manuel Mora y Rafael Ángel Calderón Guardia para esperar la llegada de Paco Calderón quien regresa Nicaragua donde viajó en misión del gobierno. Paco Calderón informó que Somoza García, está dispuesto a ayudar al Gobierno de Costa Rica facilitándole armas, pero éstas las traerían tropas nicaragüenses, pues esa es la única forma que las armas según Somoza, no sean tomadas por los comunistas. Además el militar nicaragüense manifestó su preocupación por la presencia y el control que tienen las fuerzas figueristas en Limón y Cartago.


Manuel Mora indicó que no es posible aceptar esas armas porque en realidad la oferta no garantiza la obtención del armamento, sino más bien la participación directa la Guardia Nacional de Nicaragua. Rafael Angel y Francisco Calderón Guardia opinaron lo mismo.  El Presidente Picado también manifestó su oposición al ofrecimiento somocista y dejó nuevamente en manos de Paco Calderón la negociación con Somoza. Para lo cual se le otorgó una credencial de Poder Generalísimo que le confiere poder amplio y calidad de agente confidencial acreditado ante el gobierno de Nicaragua a don Francisco Calderón Guardia, quien puede tratar con dicho gobierno con la misma amplitud con que lo haría el poderdante solicitando la cooperación del referido gobierno a fin de pacificar el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario