La frase de la semana

Pensamiento del día:


"Los políticos y los pañales hay que cambiarlos a menudo y es por la misma razón". George Bernard Shaw

Estamos de vuelta

Damas y caballeros colegas.

Deseo recordar a los generaleños y a la comunidad nacional el martirio que vivió la ciudad de San Isidro y la población civil generaleña hoy hace exactamente 70 años y cuya única mención se hace en una placa del parque que rebaja la carnicería que se dio con el término de "jornada cívica". En esta crónica, haremos referencia a lo que en realidad sucedió. En la sección Esta Semana en la Historia se consigna un dato paradójico sobre el Centenario de Don Rogelio Fernández Guell. Feliz inicio de semana!
Atte.


El Editor

San Isidro de El General, 19 de marzo de 2018.


sábado, 14 de abril de 2018




Crónica de la Guerra Civil de 1948. Día 32: Picado dispuesto a dejar el gobierno.

Figueres insiste en rendición incondicional.



El presidente Teodoro Picado reconoció ante el padre Benjamín Núñez que cuenta sólo con el apoyo de tres fuerzas autónomas, por lo que decidió capitular para ponerle fin al conflicto armado que sacude el país. Dado este paso en la misma Embajada de México, donde el mandatario conversó con el sacerdote representante de José Figueres, se negociaría el desarme de todas las fuerzas que son leales al gobierno.

Los miembros del cuerpo diplomático que median el conflicto se reunieron ayer por la mañana con Núñez en la embajada azteca, donde se acondicionó una pequeña oficina para que el presidente Teodoro Picado atienda sus labores, mientras se llevan a cabo las conversaciones. En la reunión se dispuso prolongar la tregua militar durante los próximos dos días y se acordó hacer el esfuerzo de  integrar a los hermanos Calderón, comunistas y ulatistas a las conversaciones. Sin embargo estos dos últimos grupos expresaron su malestar por no haber estado presentes desde el primer acercamiento. A la cita ayer también acudieron el Ministro de Gobernación Máximo Quezada, el Ministro de Relaciones Exteriores Álvaro Bonilla Lara y el coronel Ricardo Fernández Peralta, Jefe del Estado mayor.

Los asistentes no dudaron en catalogar las conversaciones como cordiales. Ulatistas y comunistas manifestaron su preocupación ante una posible traición tanto de Figueres como el Gobierno. En las conversaciones Picado también propuso la creación de un gobierno de transición, que tendría como fin conservar el orden constitucional hasta que las fuerzas rebeldes asuman el mando. Además, el mandatario Picado aceptó la propuesta de Figueres sobre su renuncia y la de los dos primeros Designados a la Presidencia. Por esa razón se llamó ejercer la presidencia el tercer designado el Ingeniero Santos León Herrera.

Igualmente, el presidente aceptó la dimisión de su hermano René Picado, que ocupa el Ministerio de Seguridad, en su lugar se nombró al licenciado Miguel Brenes quien fue Ministro de Trabajo en el gobierno de Calderón Guardia y hombre de confianza de los comunistas. Al mismo tiempo, Teodoro Picado aceptó la renuncia de su gabinete indicando que durante el mando de Santos León Herrera se resolverá el problema de la sucesión presidencial y con las nuevas autoridades políticas se integraría un nuevo gobierno.

Entre la variedad de planteamientos hechos por Picado a los rebeldes se incluye la garantía de vidas y haciendas para quienes estaban comprometidos con el conflicto militar, lo que aceptó el padre Núñez para los partidarios del gobierno que no hubieran cometido crímenes comunes. El padre Núñez aceptó la propuesta de Picado bajo reserva de confirmación, pero según los asistentes a la mencionada reunión, se da por un hecho lo acordado. A su paso por Cartago, Núñez informó a Figueres lo conversado. El líder rebelde le manifestó que es conveniente apoyar estas gestiones para ganar tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario