La frase de la semana

Pensamiento del día:


"Los políticos y los pañales hay que cambiarlos a menudo y es por la misma razón". George Bernard Shaw

Estamos de vuelta

Damas y caballeros colegas.

La semana pasada me reintegré a mis funciones de asesoría después de unas bonitas e intensas vacaciones, así que para retomar el curso lectivo comparto un amplio artículo sobre la historia del Salón de Expresidentes de la Asamblea Legislativa.También en la sección Esta Semana en la Historia, recordamos la celebración del Día de La Victoria sobre Hitler en 1945.


Atte.


El Editor

San Isidro de El General, 20 de mayo de 2019.


lunes, 19 de marzo de 2018

CRÓNICA DE LA GUERRA CIVIL DE 1948: DÍA 8


Más de 220 combatientes muertos o heridos
GOBIERNISTAS HUYEN DE SAN ISIDRO




La alegría de la llamada “Columna Liniera del Pacífico” al mando del dirigente comunista Carlos Luis Fallas duró muy poco. Tras 12 horas de intensos combates, los soldados figueristas aniquilaron hoy 19 de marzo, a la mitad de la fuerza gubernamental y reconquistaron el terreno que habían perdido.

En plena retirada, una bala acabó con el General “liniero” Enrique Somarriba Tijerino, quien junto con Fallas comandaba la agrupación. Los combatientes del Pacífico no pudieron mantener la ventaja conquistada durante las primeras horas del combate.

A sabiendas que el enemigo atacaría en cualquier momento, las fuerzas figueristas ocuparon las posiciones estratégicas de San isidro mientras un contingente partió en horas de las madrugada a obstruir el avance del gobierno.

El combate se encarnizó en el interior de la ciudad. Las ametralladoras anunciaban la llegada de las tropas oficiales, mientras los civiles huían despavoridos sin rumbo definido. Las interminables horas de la batalla dejaron un saldo de 150 figueristas heridos o muertos. La columna liniera perdió 74 combatientes. Las calles de la localidad se impregnaron con el olor a muerte. Las casas se cubrieron con el manto rojo de la sangre. Cansados con las malas armas que le dio el Ministro de Seguridad Pública, René Picado Michalski, los soldados del Pacífico lograron tomar el control de San Isidro, pero defenderla con 70 hombres era utópico.



ALEGRON DE BURRO

Una de las columnas integrada por los hombres del coronel Leiva, lograron llegar hasta el cuartel en que funcionaba el Estado Mayor de Figueres en San Isidro. Además recuperaron el aeropuerto, sitio clave para los rebeldes ya que es su punto de suministros con el extranjero. Los linieros se atrincheraron en el centro de San Isidro y esperar que de milagro en San José se enteraran de la victoria para que enviaran refuerzos, lo cual nunca ocurrió.

Los figueristas ocuparon las vías de salida de San Isidro y evitaron que los mensajeros llevaran la noticia a la  capital. Mientras tanto los figueristas rodearon la ciudad en espera que refuerzos insurgentes llegaran para reconquistar la ciudad.  Este contraataque fue contundente. Cientos de hombres ingresaron a San Isidro y obligaron a la columna liniera a huir con dirección a Puerto Cortés, antes conocido como El Pozo. En dicha retirada, una bala acabó con la vida del General Tijerino. De esta forma los insurrectos mantuvieron el control sobre la ciudad de San Isidro de El General después de más de 36 horas volando plomo.

El boletín de guerra # 9 de las tropas figueristas informa que en Dominical “intentaron desembarcar dos lanchones con “mariachis”, los que fueron barridos por nuestros hombres”. El documento agrega que “nuestras fuerzas han sentido tener que matar a tanto inocente”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario