La frase de la semana

Pensamiento del día:


"Los políticos y los pañales hay que cambiarlos a menudo y es por la misma razón". George Bernard Shaw

Estamos de vuelta

Damas y caballeros colegas.

Espero que la semana de trabajo docente sea muy exitosa, por lo que en esta ocasión comparto un recordatorio sobre el 79 aniversario de la Segunda Guerra Mundial. En nuestra sección Esta Semana en la Historia, se la mantenemos al 78 aniversario del asesinato de León Trostky en México a manos de un detestable agente secreto español, con instrucciones directamente del mismo Stalin, sin otro objetivo más que asesinar despiadamente a un intelectual de tan alto calibre. Mis mejores deseos para la semana que recién comienza!
Atte.


El Editor

San Isidro de El General, 3 de septiembre de 2018.


viernes, 13 de enero de 2017

Nada que conversar con usted precandidato Figueres Olsen



El ex rector, decano y profesor de psiquiatría de la Universidad de Massachusetts Medical School Aaron Lazare, en su reciente ensayo “Sobre la Disculpa”, analiza el poder de una disculpa efectiva, en dicho ensayo hace una comparación entre disculpas efectivas y disculpas no efectivas, en este segundo caso cita por ejemplo las disculpas que dio el Expresidente de  Estados Unidos George W Bush sobre los abusos cometidos por oficiales estadounidenses en la prisión de Abu Graib en Irak durante la ocupación de las tropas norteamericanas, en comparación con otras disculpas que han resultado efectivas a lo largo de la historia. El principal punto que cita el autor para que una disculpa sea efectiva es la admisión total de la responsabilidad por la infracción cometida, precisamente por eso las disculpas dadas en su momento por Bush no fueron bien recibidas y más bien generaron un efecto adverso, ya que en vez de hacer una admisión total de su falta trataba de desvirtuar las acusaciones y a su vez exonerarse de la responsabilidad por su papel en la comisión de tales conductas.
Una situación parecida en la que está viviendo el pueblo costarricense con la campaña publicitaria que ha desatado el precandidato y expresidente de la República José María Figueres Olsen, quien con su acostumbrado lenguaje chabacano y cantinflesco pretende venir a aprovecharse de la mala memoria y buena fe del costarricense con un supuesto arrepentimiento por los gravísimos errores cometidos con muy mala intención durante su desastrosa administración de 1994 a 1998. Precisamente, de acuerdo al citado artículo se puede demostrar que las disculpas del precandidato Figueres Olsen no son de recibo, ya que tienen dudosa sinceridad, primero que todo por la tardanza en que se producen y en segundo lugar porque estas disculpas, más parecen una nueva versión de sus tradicionales lágrimas de cocodrilo que se dan en un contexto donde lo que buscan son votos para obtener la candidatura de su partido, de lo contrario no estaría haciendo estos llamados a conversar. En ese sentido con el precandidato Figueres Olsen no hay nada que conversar, los daños alevosos cometidos durante su administración son irreparables, como en el caso del Magisterio Nacional solo soy uno de los miles de afectados que produjo la destrucción del Régimen de Pensiones del Magisterio Nacional durante su nefasta administración, en la cual en contubernio con el expresidente Calderón Fournier, firmaron un desastroso Pacto llamado Figueres-Calderón, en el cual, el presidente de ese momento  Figueres, se dejó decir que los educadores íbamos a quebrar al país por financiar dicho sistema, que para aquel momento ya  cotizaba un 7% del salario, porcentaje que ningún otro grupo profesional cotizaba, se dedicó a denigrar y difamar al Magisterio Nacional haciéndolo parecer como el culpable de  de las desastrosas finanzas que legó.



Pero de qué sirven esas lágrimas de cocodrilo sobre la de leche derramada, cuando incluso sobre sus espaldas pesan la destrucción de vidas completas arruinadas por despidos cerca de la jubilación de empleados del Banco Anglo que tenían décadas laboradas cuando hasta algunos de ellos hasta cometieron suicidio. ¿Pueden devolver la vida estas disculpas con sólo un interés electoral? Pero no sólo se limita su desastrosa gestión el haber cerrado ferrocarriles, el haber despedido a todos esos empleados como parte de su camuflada política de movilidad laboral forzosa, no sólo se trata de la esperanza de la devolución de las supuesta consultoría por la cual recibió un monto equivalente al premio Nobel de La Paz aunque no produjo ningún solo documento por escrito que respaldara la supuesta labor consultora realizada. Pero no sólo se trata de esos desaciertos si no muchos otros que ni siquiera menciona. Aun el pueblo costarricense está esperando su política de salarios crecientes que obviamente nunca se produjo. Todavía las miles de personas afectadas por lista de espera por una cirugía están esperando la política de citas por teléfono que ofreció en campaña cuando acusaba su contendor de neoliberal y luego a la hora de ejercer el gobierno se dedicó a desarrollar la política neoliberal más ortodoxa que haya conocido este país en la segunda mitad del siglo XX que llevó a Costa Rica a tener los peores índices de crecimiento económico latinoamericano y las más altas tasas de inflación, así, precandidato Figueres Olsen, a quien el título de señor le queda grande, aunque suena mejor  el más alto rango en la Fuerza Pública cuando formó parte de ella a principios de los 70, que fue el de Teniente, que con usted no hay nada absolutamente que hablar, no hay nada que conversar no hay absolutamente ninguna disculpa que dar porque ya sobre la leche derramada sus lágrimas de cocodrilo son completamente inútiles, su sola presencia resulta insultante como el diálogo que pretende establecer vulgar y barriobajero a través de sus cuantiosos y costosos anuncios en televisión, si realmente usted desea reivindicarse con la población costarricense a la que tanto daño hizo, haga el favor de devolverse a Europa, donde estuvo por 10 años y quedarse allá para siempre porque aquí no hace falta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario