La frase de la semana

Pensamiento del día:


"Los políticos y los pañales hay que cambiarlos a menudo y es por la misma razón". George Bernard Shaw

Estamos de vuelta

Damas y caballeros colegas.

Deseo recordar a los generaleños y a la comunidad nacional el martirio que vivió la ciudad de San Isidro y la población civil generaleña hoy hace exactamente 70 años y cuya única mención se hace en una placa del parque que rebaja la carnicería que se dio con el término de "jornada cívica". En esta crónica, haremos referencia a lo que en realidad sucedió. En la sección Esta Semana en la Historia se consigna un dato paradójico sobre el Centenario de Don Rogelio Fernández Guell. Feliz inicio de semana!
Atte.


El Editor

San Isidro de El General, 19 de marzo de 2018.


miércoles, 23 de noviembre de 2016

FIRMA Y JURAMENTACION DE LA INDEPENDENCIA PATRIA  EN LICEO DE SINAI 


Una mención especial se merecen los colegas del Departamento de Estudios Sociales del Liceo Sinaí quienes tuvieron la feliz iniciativa de organizar un acto cívico en conmemoración del Acta del 29 de octubre firmada en Cartago, al cual fui invitado a dirigir las palabras de fondo.




Es una actividad digna de destacar ya que así se van rompiendo paradigmas generacionales impuestos desde 1824 cuando Costa Rica como parte de la República Federal Centroamericana tuvo que acatar una ley del Congreso Federal con mayoría de diputados guatemaltecos, estableció que todos los antiguos miembros de las Diputaciones Provinciales debían celebrar como propia la fecha de independencia de Ciudad de Guatemala.




Con ello se han cometido atrocidades contra la memoria histórica hasta llegar a creer que Costa Rica no tuvo próceres de la independencia, destacar como propios a foráneos que nunca estuvieron ni de turismo por Costa Rica y más aún desconocer la importancia del Acta del 29 de Octubre en Cartago como el primer paso hacia un desarrollo diferenciador de Costa Rica en relación con el resto del istmo que situó a Costa Rica como un país posesionado en el Mercado Mundial y con un sistema político donde el primer Jefe de Estado fue un maestro y no un caudillo dictatorial como sucedió en el Septentrión. No omito manifestar mi agradecimiento al Director del Colegio don Adrián Solís por su disposición a apoyar estas iniciativas departamentales.