La frase de la semana

Pensamiento del día:


"Los políticos y los pañales hay que cambiarlos a menudo y es por la misma razón". George Bernard Shaw

Estamos de vuelta

Damas y caballeros colegas.

Espero que la semana de retorno al trabajo docente sea un exitoso borrón y cuenta nueva, por lo que en esta ocasión comparto un recordatorio sobre el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial. En nuestra sección Esta Semana en la Historia, se la dedicamos al 80 aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos en París. Mis mejores deseos para la semana que recién comienza!
Atte.


El Editor

San Isidro de El General, 10 de Diciembre de 2018.


jueves, 1 de septiembre de 2016

1 DE SEPTIEMBRE DE 2016: 77 ANIVERSARIO DEL INICIO DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL CON LA INVASION ALEMANA A POLONIA  1 DE SEPTIEMBRE DE 1939. 





OPERACION CASO BLANCO: INVASION A POLONIA  
Desde su ascenso al poder el 30 de enero de 1933, Hitler había tratado por todos los medios de iniciar una guerra con su gran enemigo ideológico Stalin y la URSS pero tenía una gran dificultad que se fue superando primero al rearmar el ejército alemán pese a las prohibiciones del Tratado de Versalles. No obstante superado este obstáculo, el principal fue la inexistencia de una frontera común con el enemigo soviético. Conforme el Reich fue ampliando su territorio, mediante anexiones como la de Austria o capitulaciones como la obtenida en Munich en 1938 donde Hitler obtuvo la vía libre para dejarse Checoslovaquia sin disparar un tiro.



El siguiente objetivo era dejarse Polonia, pero a sabiendas que esta vez no sería una anexión pacífica, sobre todo porque Polonia había firmado tratados de cooperación con Francia e Inglaterra para protegerse del expansionismo hitleriano tal y como había ocurrido en el caso checo. Sin embargo la movida en este caso fue aún más astuta; el 23 de agosto de 1939, el Ministro de Exteriores alemán Joachim von Ribbentrop firma en Moscú el llamado Tratado de No Agresión Molotov-Von Ribbentrop mediante el cual ambos regímenes rivales prometen falsamente no atacarse en una jugarreta con el objetivo de ganar tiempo y repartirse cada uno la parte más conveniente de Polonia a sus intereses.

Hay que recordar que antes de 1919 Polonia no existía como país independiente, aunque tuvo sus años como tal, por siglos estuvo en disputa de los Imperios Centrales y bajo dominio del Imperio Ruso sobre todo durante todo el siglo XIX. Por lo que a Stalin le resultaba muy atractiva la parte polaca del botín. Hitler ordena planear la operación militar bajo el nombre clave: Caso Blanco. De manera que las acciones ocurriesen sin haber mediado una declaración de guerra previa. Por lo cual inventaron un incidente fronterizo evidentemente falsificado donde unos presos de campos de concentración alemanes disfrazados con uniformes polacos atacaron a soldados de la Wehrmacht, sin embargo todo era un embuste para justificar la invasión. Los alemanes entraron en terreno polaco a una velocidad fulminante e imparable para las viejas tropas de caballería polacas imposibilitadas de hacer frente a las tropas germanas altamente mecanizadas. Así que cuando la situación era desesperante para los polacos en el frente occidental, recibieron la invasión por su sector oriental de parte de las tropas de Stalin. Todo acabó en cuestión de tres semanas, Varsovia estaba ocupada por los alemanes y Polonia de nuevo había dejado de existir. Ni franceses e ingleses pudieron hacer algo por asistir a los polacos. Hitler logró su cometido al tener la frontera común con la URSS desde ella pudo invadir Rusia el 22 de junio de 1941. Aunque a la larga ello le costó la vida a su Reich de mil años y a sí mismo pues nunca consideró que la invasión a Polonia involucrase sobre todo a Inglaterra en una prolongada guerra a gran escala. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario