La frase de la semana

Pensamiento del día:


"Los políticos y los pañales hay que cambiarlos a menudo y es por la misma razón". George Bernard Shaw

Estamos de vuelta

Damas y caballeros colegas

Con motivo de cumplirse el 46 aniversario del Golpe de Estado en Chile, el blog de la Asesoría Generaleña comparte este interesante artículo de France24 para que no se repita nunca más.

Atte.


El Editor

San Isidro de El General, 11 de Septiembre de 2019.


viernes, 22 de enero de 2016

La ficción de la deflación.



El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) ha venido afirmando durante los últimos cinco años que los porcentajes de inflación son de alrededor del 4%, mismos que  resultaban increíbles.  Pero en el último año y medio, ha tenido el atrevimiento de venir insistiendo que la tasa inflacionaria del país es cero.  Este fenómeno económico se conoce como deflación. Sin embargo la deflación resulta completamente increíble para cualquier persona o familia que haga sus compras en los comercios y supermercados del país, ya que evidentemente cada vez que se hacen,  sobre todo de productos básicos de primera necesidad resulta evidente que la factura indica un aumento en el costo final del diario mensual, quincenal o semanal.
El cálculo de la inflación se ha venido haciendo mediante una fórmula mediante la cual el INEC supuestamente, compara los precios de los productos que han subido de precio en relación con los productos que bajan, con base en ello al final emite un promedio y dice que esa es la inflación acumulada mensual. Esta fórmula fue criticada por el propio expresidente de la Asamblea Legislativa, el doctor Henry Mora cuando desde su puesto de catedrático de la Universidad Nacional la calificó de desactualizada y perversa, pero eran otros tiempos, en ese momento el Partido Acción Ciudadana se encontraba en plena campaña electoral y ocupaba ganar votos.
Sin embargo una vez en el poder, la polémica fórmula ha resultado útil al gobierno puesto que con ella han podido congelar los salarios tanto de la empresa privada como en el sector público. En ese sentido, debemos decir que el congelamiento de salarios no se practicaba en Costa Rica desde la década de los años 30 cuando no existían ni el Código de Trabajo ni las Garantías Sociales. En ese particular, lo más llamativo de esta conveniente fórmula para el gobierno, es que sólo el año pasado la inflación interanual acumulada no llegaba ni al 1% por lo tanto los aumentos salariales no han alcanzado ni siquiera esa cifra.  Ahora bien ¿Por qué la fórmula resulta imprecisa? Sólo en los tres primeros meses  del año 2015, el mismo instituto afirmó que el porcentaje de aumento en los precios de los  alimentos, educación y combustibles habían subido en un 17%; no obstante los malabarismos que practica dicho instituto permiten que a través de ellos, pese a los aumentos citados el porcentaje inflacionario sea ridículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario