La frase de la semana

Pensamiento del día:


"Los políticos y los pañales hay que cambiarlos a menudo y es por la misma razón". George Bernard Shaw

Estamos de vuelta

Damas y caballeros colegas.

Comparto la convocatoria para el asesoramiento para docentes de colegios nocturnos que imparten en grupos que tienen que presentar pruebas de Bachillerato en su última versión 2019. En la sección Esta Semana en la Historia, mantenemos la crónica detallada en que se desarrolló la matanza de Tiananmen.


Atte.


El Editor

San Isidro de El General, 17 de junio de 2019.


lunes, 30 de noviembre de 2015

DE LA EXPERIENCIA TAPATIA A LA EXPERIENCIA TICA 
POR MAURICIO SOTO DIAZ.



En relación con el artículo  en estudio de la señora Lesvia Rosas, resulta interesante hacer una yuxtaposición del contenido que producto de un estudio en tierras tapatías en 1999 con lo que ocurre en tierras ticas aun actualmente. Lamentablemente en Costa Rica la inexistente formación de educadores con énfasis en Andragogía, repercuten muy negativamente en el producto educativo resultante. La realidad es que los trabajadores que desempeñan puestos en la educación de adultos en su mayoría lo ven como un recargo en alguna modalidad alternativa a la educación formal o incluso son pocos los educadores que nutren su vida como educadores exclusivos en la educación académica nocturna, esto porque si se dedicaran solamente a la educación nocturna el nivel de ingresos podría ser insuficiente para mantener un estilo de vida aceptable.
En esa dirección el educador nocturno, que no se puede denominar andragógico, requiere siempre “completar lecciones” para tener un mejor salario en algún colegio diurno. Ahí es donde se da otro fenómeno poco recomendable, el educador pese a tener mayor cantidad de lecciones en un nocturno se ve influenciado por la modalidad diurna en el aspecto metodológico y esa tendencia se manifiesta en la práctica de aula tanto en el diurno que es el mayormente prevalente sobre la educación nocturna, donde se debería dar el modelo de enseñanza andragógico.
Adicionalmente es innegable que existe una deficiente formación de las bases magisteriales desde la educación universitaria donde el énfasis siempre ha sido y permanece como la enseñanza para niños y adolescentes mas nunca para la educación enfocada para adultos o que entran en ese periodo denominado joven adultez.  De esto puedo testimoniar personalmente ya que hice un programa académico en una universidad josefina que siempre ha promovido en su publicidad el modelo andragógico pero que en realidad aparte del horario sabatino no ofrecía ningún modelo pedagógico distinto a cualquier otra alma mater.            
No obstante hay que hacer ciertas diferencias entre el modelo mexicano y el modelo a lo tico, primero que todo el tamaño de los países. Los Estados Unidos Mexicanos, nombre oficial de dicho país y no República de México como aquí se ha distorsionado es una república federal por tanto cada Estado tiene sus leyes distintas en materia educativa y en todo lo demás. Costa Rica es una república unitaria y en materia educativa se divide en 27 regiones pero la ley es una misma y de acatamiento obligatorio en todo el territorio nacional. Este es el mayor legado del derecho napoleónico que heredó Costa Rica desde el siglo XIX, un Estado centralizado en la capital josefina que ordena y el resto del país obedece.
Ciertamente esto facilita muchas partes de la organización ministerial pero dificulta muchas otras. Recuerdo que el año 1999 en que se condujo este estudio jalisciense, este servidor laboraba para el Departamento de Telesecundaria del desaparecido CENADI y como este tuvo una estrecha relación con la Secretaria de Educación Publica de México y recuerdo que en ese momento se nos dijo que toda la población de maestros que trabajan en Telesecundaria en México era similar a todo el ejército de maestros de Costa Rica. Relato esto ya que en términos de educación comparativa no se pueden hacer más que generalidades de las que se pueden sacar conclusiones muy poco aplicables en nuestro contexto. Por ejemplo, se pueden articular esfuerzos entre los distintos actores del fenómeno educativo pero que estos no se vean diluidos por las diferencias individuales que son lógicas trincheras que separan el quehacer de una dirección regional con otra.
En ese particular, los asesores regionales de Educación de Jóvenes y Adultos tienen la misión de unificar criterios para implementar los cambios que se tengan que dar para cumplir los principios de la Educación andragógica, los adultos que actúen responsablemente, porque hay que ser enfático en que mucho joven y adulto llegan a las distintas modalidades nada más para aparecer oficialmente escritos matriculados, solo para cobrar la beca de FONABE o el subsidio de AVANCEMOS sin exigir rendimiento a cambio.
Pero el adulto que llega con la intención de aprovechar sus experiencias y aun mejor con la claridad que para aprender debe desaprender ciertos patrones que posiblemente lo hicieron quedar rezagado, ha de interiorizar que el tiempo es oro y que mediante esa transformación conjugada con la voluntad de aprender y la libertad que debe darle el maestro andragógico, el éxito educativo se puede ver asegurado.
Pero ello debe verse ratificado con las políticas universitarias que emanen del CONESUP o del CONARE para incluir en sus programas de formación docente los conceptos de la educación andragógica o por lo menos ofrecer una especialización que puede dar origen a un plan a nivel de postgrado. Finalmente lo mejor de la experiencia en el norte de México es la recomendación que se enfatice en la formación de jóvenes que vayan a enseñar a jóvenes, en otras palabras nuevas generaciones de educadores que no tengan prejuicios e ignoren las debilidades del sistema que desilusionan a los de mayores veteranía para así aprovechar ese vigor juvenil en la liberación de la presa educativa que se ve amenazada por el limbo educativo que les impide ser población económicamente activa y afecta la economía nacional. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario