La frase de la semana

Pensamiento del día:


"Los políticos y los pañales hay que cambiarlos a menudo y es por la misma razón". George Bernard Shaw

Estamos de vuelta

Damas y caballeros colegas.

Espero que la semana de retorno al trabajo docente sea un exitoso borrón y cuenta nueva, por lo que en esta ocasión comparto un recordatorio sobre el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial. En nuestra sección Esta Semana en la Historia, se la dedicamos al 80 aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos en París. Mis mejores deseos para la semana que recién comienza!
Atte.


El Editor

San Isidro de El General, 10 de Diciembre de 2018.


lunes, 12 de marzo de 2012

¿Quién entiende a Ottón Solís?

Como generaleño de nacimiento me gustaría decir que me siento orgulloso de un politico que en años recientes se ha mantenido vigente en la política nacional y ha estado cerca de ocupar la Presidencia de la República, lo que lo constituiría en el primer Presidente de Costa Rica oriundo del Valle del General, pero lamentablemente por sus contradicciones no lo puedo estar. La más reciente de ellas ha tenido lugar en días muy recientes cuando inesperadamente irrumpe en el escenario político con una actitud chantajista, presiona a los diputados de su propio partido para que le aprueben al gobierno el Paquete Tributario eufemísticamente llamado Ley de Solidaridad Tributaria o más popular Plan Fiscal. De manera sarcástica dice que su único interés es que el paquete se vote ya sea para positiva o negativamente pero que se vote. No sé hasta donde cree el Dr. Solís alcanza la ingenuidad costarricense para que se trague semejante falacia cuando fue bien publicitado el pacto que él, Solís, firmó con la Presidenta Chinchilla para aprobar un paquete de impuestos que sin duda va a afectar los bolsillos de las grandes mayorías, como lo han venido haciendo en cada uno de estos proyectos a lo largo de las últimas décadas, siempre con la misma cantaleta, pretenden divulgarlo con el cuento de que será la panacea y que después no serán necesarios más impuestos, para que el cabo de un tiempo vuelvan con una nueva versión que vuelve cíclica la necesidad de nuevos tributos en un sistema, que Solís sabe como persona que trabaja en Estados Unidos, de no pasarse a un sistema de impuestos directos, la mayoría de la carga seguirá siendo soportada por las clases más pobres. Esto fue visto por el Consejo Académico de la Univerisidad de Costa Rica que recomendó la no aprobación de este paquetazo.
Sin embargo, lo más desconcertante de la actitud amenazadora del Dr Solís Fallas es que tiende a tratar de corruptos a todos los que no lo acompañan en su forma de pensar, algo que denomina su exaliado Rolando Araya Monge como "moralidad descalificante", no obstante sorprende firmando un pacto con Laura Chinchilla cuando en anteriores ocasiones había satanizado este tipo de pactos descalificándolos como "pactos corruptos bajo la mesa", mas ahora que firma uno, lo disfraza como "acuerdo nacional" lo que me trae a la memoria el nefasto Pacto Figueres-Calderón que se firmó cuando él fue diputado y dio su voto para el paquete tributario de 1995 publicitado con argumentos muy similares al que hoy impulsa el mismo Ministro de Hacienda Fernando Herrero quien también lo era en aquel entonces.
Entre los garantes del pacto Chinchilla-Solís está el flamante Ministro de Comunicación Roberto Gallardo, quien muy henchido anunciaba el nuevo Pacto, sin embargo no hemos visto a Solís con su tradicional labor inquisidora para que se refiera a los más de 4 millones de colones que la esposa de ese vocero del gobierno se embolsó por el supuesto alquiler de su carro por tres meses o de los Talleres que dio el Vicecanciller Carlos Roversi, de los cuales dijo "no recordar" por los que recibió más de 6 millones de colones pero ante estos nuevos aliados, Solís no tiene los mismos reproches.
Retomando sus contradicciones, campañas atrás Ottón Solís propuso que los programas de gobierno se convirtieran en ley de la república para que así los gobernantes fueran obligados a cumplir con las promesas de campaña, pero ahora resulta que Solís está siendo cómplice de la tomadura de pelo que para el pueblo de Costa Rica constituyó la elección de Chinchilla, pues en campaña nunca mencionó como promesa recetarle injustos impuestos al pueblo. En vez de reclamar el incumplimiento de promesas de campaña, Solís se justifica en que él siempre estuvo de acuerdo en nuevos impuestos, si así fuese, lo correcto es que él promueva nuevos impuestos en la próxima campaña a ver cuanta gente lo apoya. Ya que este mal llamado Plan Fiscal ha logrado un repudio del 75% de la ciudadanía, los diputados liberacionistas con sus aliados del PAC no pueden arrojarse sobre sí la representación de la mayoría, misma que fue engañada y ahora prestan oidos sordos al clamor popular que pide que se busquen los culpables en el gobierno anterior y en este de convertir un superávit en 2007 a un inmenso déficit en 2010 en vez de cobrárselo al pueblo.
Nos gustaría que Ottón Solís fuera más congruente en sus actuaciones señalando en estos puntos los culpables que llevaron al país al caos pero más parece encubrir a sus antiguos compañeros liberacionistas, a quienes trata de corruptos pero se alía con ellos para perpetuarlos en el poder. La devolución del Directorio Legislativo a Liberación Nacional en mayo parece ser el próximo paso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario